He conocido a alguien mejor.

Después de un largo despecho, de pensar en mil cosas, el: ¿por que no me quiso a mi?, ¿El fue lo mejor?.

Decidí volver a Tinder, típico de cuando dejamos una relación y solo queremos distracción, empezamos con el: “este si, este no” al punto que terminas dándole like a cualquiera y sin responder al final.

En este caso estaba yo en el trabajo y siempre está el típico tío insistente escribiéndote que le respondes por educación, en este caso me decido a responderle y termino diciéndole “no uso casi esto, escríbeme por instagram” realmente si lo usaba, solo que tenia la curiosidad de saber mas de ti, de ver tus fotos, aunque al momento no tenía ganas de hablar con nadie, había decidido a tomarme mi descanso amoroso y concentrarme en mi; lo dejaba en visto, lo trataba borde pero ahí seguías tu, ¡Que tío tan pesado!

Pasaron los días y estás ahí escribiéndome, haciéndome reír, dándome ánimos en días tristes aún sin conocernos, hablando hasta las 2 de la mañana,  diciéndome que no te interesa follarme sino conocerme, venga, típico cuento de un hombre, pero al final sabes que si estas en esta app no encontraras algo muy serio o algo mas que un rollete de una noche.

Hemos quedado en salir, en vernos, nos vemos en “el oso” en sol me dices, voy caminando y te veo, la verdad eres muy guapo, me ha gustado tu forma de vestir, tu forma de reír y de hacerme reír; a lo largo de la cita te has portado como todo un príncipe, no me has dado ni un beso y en esto pienso: ¿De verdad quiere que vayamos lento o simplemente no le he gustado? trato de simplemente disfrutar mi cena, un restaurante muy bonito donde comimos pizza y luego salimos a un bar por alguna copa;  Llego el momento de irnos, se despide de mi con beso en la mejilla, me doy la vuelta y entro al metro, han pasado dos minutos y recibido un mensaje suyo:

Dos preguntas:

1-¿Quieres volver a verme?

o me vas a bloquear cuando llegues a casa.

En mi cabeza pasa que eres un chico lindo, ¿por que no? , ¿Y si de toda esta asquerosidad de tinder sale algo bueno?; Vamos, dire que si.

Hemos quedado en vernos al día siguiente, tomar un café y hablar un poco; cuando menos me doy cuenta ya tenemos varias citas y sigues allí, sin darme un beso y diciéndome que quieres seguir conociéndome, tengo dudas de seguir aceptando, pero… ¿por que no arriesgarse?.

Entre tantas citas hemos quedado en que me harás tortilla española en su piso, me dices que no me sienta presionada que no pasará nada, que simplemente quiere seguir compartiendo conmigo… vaya, ¿es cierto todo esto?.

Me siento increíble a su lado, me haces reír, sentirme cómoda. Ha terminado nuestra cita, debo irme a casa y empezamos a caminar a la renfe, pero a mitad de camino me doy cuenta que no he cogido mi mochila y tengo que regresar a buscarla, uff vaya papelón.

La verdad me ha mirado con cara de odio, supongo que no te ha agradado mucho la idea, me hago la indiferente y empiezo a caminar y lo dejo a él delante para que se le pase su cara de amargura; hemos llegado al piso, he cogido mi mochila y cuando vamos saliendo me dice: ¿por que no te quedas?

Me le quedo mirando y me quedo unos segundos callada, la verdad tengo muchas ganas de probar tus besos y ver hasta donde eres capaz, ver que realmente quieres y si después de esto terminará todo, así que le digo que si y regresamos.

Noto que está un poco nervioso, para ser un chico de 29 años es un poco extraño, pero todos somos diferentes; coge la pijama y me la da, al dármela sale de la habitación y he quedado impresionada al ver que has hecho eso, realmente yo no tengo problema con que estés ahí o no, pero ha sido un detallazo y que ha puesto muchos puntos a tu favor.

Estoy en su cama y no me toca ni un pelo, ahora soy yo la que no puede resistirse y empiezo a besarlo.

Aunque bien es cierto que no me termina de convencer su forma de besar, hago que se deje llevar y coja mi ritmo, todo termina siendo increíble pero no pasa de besos, creo que he acertado esta vez con un chico.

La verdad quiero conocerle y saber más de él, no niego que me gusta y me siento muy bien cuando estoy a su lado, tengo miedo de salir con otro chico; me despreocuparé un poco, me dejaré llevar y ver que sale de todo esto.

Pero sin duda alguna, eres un encanto, Ramón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s