Un bar de mala muerte y un hotel corriente de madrid .

Todas hemos estado en el punto que decirmos: “este sí”, la vida me preparo para este amor, pero no, solo es un error.

El, es la razón por la cual inicie este blog, para armarme de fuerzas y no escribirle a el.

Un guilipollas de 27 años, de Murcia, piel palida, barba oscura, ojos café, piernas flacas y con mas pelos (vellos) que un oso.

Yo, recien llegaba a Madrid, la verdad me costo muchísimo el poder acostumbrarme a estar lejos de mi familia, cuando llegue sentia que todo se derrumbaba, sólo me distraía esos días donde en casa se hacian pequeñas reuniones; mi cuñado, hizo una reunión donde vendrían sus amigos, antes de llegar me mostraron algunas fotos de los que vendrían, lo primero que dice mi hermana es: “Oye, no lo mires, se va a casar” ja,ja,ja, la verdad me gusto desde el primer momento, pero venga, me he metido en mi cabeza que no, que está prohibido; al cabo de unos minutos, Llego, llego con una chica a su lado y un perrito; la chica lleva nombre de esas mariposas que decimos en mi país que son de mala suerte.

Empezamos a tomarnos unas copas, yo siento una mirada pesada, es el, no deja de mirarme, la verdad ya estaba un poco pasada de copas y empiezo a sonrojarme; sus ojos oscuros, su mirada pesada, de la nada empezamos a salir a fumar cigarrillos pero no queda en mas que un par de palabras y se acaba todo.

Pasan los días, vuelve de visita a casa, volvemos por un par de copas, nos miramos, nos reimos, me invita un porro y empieza a preguntarme por mi vida personal: que me gusta, que quiero ser en 5 años, como me siento con esta nueva vida y así él a contarme sus problemas y sus alegrias o locuras; luego de varias risas y miradas flojas se me queda mirando los labios y pregunta:

¿Puedo besarte?.

Yo, puedo jurar que sentí miles de mariposas en mi estómago, un nudo en la garganta y miles de cosas pasando por mi cabeza, buenas y malas.

No pasa de par de besos esa noche que me pone los nervios de punta, yo, sintiendome la mas afortunada y feliz por el estar besándome pero al mismo tiempo dándome cuenta que sólo era una idiota más que terminaría mal; termina la noche, se va a su casa casi obligado, yo haciendome la desinteresada y él con ganas de dormir a mi lado. Un “adiós”, un beso en cada mejilla y así volviendo a nuestras vidas normales.

Pasan algunos dias, en Madrid se celebra el dia del orgullo gay, ¡vaya!.. nunca habia ido a uno, asi que decido ir con mi hermana y cuñado, se que allá estaría el, así que decido arreglarme (sin que se note mucho) y un maquillaje “normal”; no voy a mentir, tenía nervios, quería verlo. Como era de esperarse, llegamos y estaba el con ella, la verdad me sentí un poco molesta ya que el dia anterior me habia dicho que estaban “peleados” (Tipico en hombres para conseguir lo que sea con otra chica), pero ¿como me puedo enojar si yo sabía que estaba con alguien ya?; lo ignoro e intento provocarlo, el no deja de mirarme, todos se dan cuenta. ha terminado todo, se que se siente incómodo y le dice a su chica que se vaya a casa que el seguira con nosotros, asi que salimos de allí a cenar y ya todo cambió, me cogia por la cintura, me miraba fijamente; me sentía también molesta, sentía que jugaba conmigo, o realmente ¿que creía yo? El simplemente tenía su novia y fui yo la que acepte; luego pensaba: hey, fue solo un beso… ¿que te pasa?.

No tarda en sonar mi móvil y al revisar es un: ¿Te quedas conmigo hoy? Levanto la miraba y esta el ahi, mirándome fijamente,no sabía que responder así que lo ignoro.

Al salir del restaurant me coge de la cintura Y me dice: “y bien?”, salte a decirle que no salia con tios con novia, que lo sentia pero no. ¿A quien engaño? Muero por estar con el..

Mis ganas han ido más que cualquier otra cosa así que en menos de 5 minutos ya agarraba de su mano y había aceptado su invitación. 

Me dice: ¿Te puedo llevar a un lugar que me encanta?.

A lo que yo contesto inmediatamente que si.

Luego de caminar unos minutos me dice: es aquí; Un lugar llegonde guitarras y que se bebe cañas, un bar corriente de el centro de madrid, un lugar tan corriente pero que en ese momento lo que lo hace especial es que coge una guitarra y empieza a tocar, me mira a los ojos y me canta mientras me brinda un ron con cocacola.

Todo se vuelve tan lindo, me mira a los ojos, me cantan algunas canciones de estopa y otras más de estas españolas que no tengo ni idea, pero que al cantarla él se vuelve una de mis canciones favoritas..

Ha pasado las horas, nos dicen que cerraran, nos despedimos de los dueños (amigos de el) y empezamos a caminar.

Salimos cantando, bailando, riéndonos  dándonos besos como dos enamorados… 

Al cabo de unas cañas y varios cigarrillo terminamos en la entrada de un hotel típico del centro de madrid, puertas de madera, escaleras largas y en el fondo un señor con una buena sonrisa al atendernos. 

Subimos riendo,cantando y haciendo mil locuras como dos niños. 

Me meto a la ducha y en par deminutos y estaba allí a mi lado, mirándome como crío con globo nuevo; lo primero que sale de su boca luego de mirarme por un par de minutos es: 

¿Por que no andas desnuda por la calle?, ¿te has visto bien? ¡Que estas como una diosa!, ¡Que suerte que tengo mi niña!…

Puedo jurar que me derretía en sus manos, cuando su piel tocaba la mia, siento una química que hace mucho no sentía, siento como me desea y yo lo deseo a él.. 

Sabemos que todo esto es prohibido, pero nuestros cuerpos ya no puede parar… 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s